FRASES SUELTAS

Prefiero los problemas de la libertad antes que las soluciones del totalitarismo.

La importancia de un artista se mide por la calidad de sus fans y la cantidad de sus detractores.

De todos mis compañeros de división del colegio, sólo con cuatro o cinco me juntaría a tomar un café; del resto, con la mitad no me juntaría a tomar nada, y con los demás me reuniría sólo para tomar cicuta.

Todas las películas de Bertolucci son obras maestras de la imagen y ninguna vale la pena ver.

El aborto va a ser visto en el futuro como hoy vemos la negación de humanidad de negros y amerindios en el siglo XVI.

El éxito del femimarxismo es haber llenado con odio a los hombres las vidas vacías y sin sentido de ese ejército de mujeres frustradas, trastornadas por el resentimiento. Es la misma matriz del nazismo, que dio en el odio al judío una razón de ser a las vidas de muchos alemanes.

El femimarxismo es el nazismo del siglo XXI, los hombres son los nuevos judíos de esta cacería a cielo abierto desatada en todo Occidente convertido en un Reich de género, el cromosoma XY es la nueva estrella de David amarilla.

La misma ideología que postula que todo varón es un violador, quiere baños mixtos, el objetivo es claro: una explosión de denuncias y acusaciones masivas contra hombres, que NUNCA van a ser probadas, pero que serán difundidas en medios y redes sociales.

En el siglo XXI la gente sencilla es la que piensa y dice las cosas más sensatas, lógicas y basadas en la racionalidad científica, mientras académicos, intelectuales y periodistas balbucean disparates absurdos, irracionales y falaces propios de analfabetos.

El marxismo global está jugando sus cartas fuertes para destruir las sociedades en todo Occidente: abolicionismo penal, abuso y adoctrinamiento de niños, feminismo, aborto, imposición de la ideología de género, las perversiones y trastornos mentales, invasiones “migratorias”. La guerra cultural, mediática, política y militar se define en estos años.

Los mal denominados “niños trans”, no son otra cosa que pobres chicos manipulados y traumatizados por adultos pervertidos, en general una madre o un padre, o ambos, como en este caso, que deberían perder la patria potestad y ser procesados por abuso y corrupción de sus propios hijos menores, en cambio, son avalados y protegidos por los degenerados que coparon los medios de comunicación, los partidos políticos y los estamentos del Estado, esbirros al servicio de una ideología depravada que tiene a la violación de niños como uno de sus principales objetivos de corto plazo, para crear a la larga sujetos que se odien a sí mismos, que no tengan identidad y sean fácilmente dominados.

El puritanismo femimarxista actúa sólo donde hay placer masculino, la mujer repulsiva y desagradable, en la mayoría de los casos lesbiana, tiene vía libre para desnudarse donde sea, incluso en sitios familiares y en la vía pública, la que tiene vedada la exhibición de su cuerpo es la mujer bella que atrae al hombre heterosexual, el sujeto declarado enemigo existencial de la ideología de género, el feminismo misándrico y el activismo lesbogay, como lo es el judío para el nazismo.

Lo acontecido hoy es un síntoma de la enfermedad que padece nuestro país: la anomia, la falta de ley y autoridad. Una enfermedad que fue inoculada aviesamente por la ideología que militan las castas dominantes, desde las academias a los medios de desinformación, pasando por los partidos políticos, el Poder Judicial tomado por delincuentes disfrazados de jueces y fiscales, y las organizaciones defensoras del terrorismo travestido de derechos humanos, todos esos grupos de poder han conspirado durante años para producir una narrativa que victimiza al criminal y criminaliza a la fuerza de seguridad que, cuando actúa legítimamente para combatir el delito, se la crucifica mediáticamente y se la procesa judicialmente, narrativa que ha creado el mantra de la “represión” para deslegitimar la aplicación de la ley y el orden, y fomentar el crimen y el caos.

Vivimos bajo una dictadura política, cultural y social que día día empuja la línea de su totalitarismo, borrando libertades y sancionando leyes que persiguen al individuo por ser libre, por expresarse, esta dictadura está especialmente ensañada contra el hombre heterosexual, porque es el último palo en la rueda de su objetivo de formar una sociedad sometida, esclavizada, miedosa y cobarde, una masa de entes despojados de identidad e individualidad que resignen su condición humana y se entreguen para ser los engranajes de un Estado global.

Qué poco tenés que valer intelectual y espiritualmente para que sientas orgullo por tu orientación sexual.

Una pequeña muestra de la demencia femimarxista que la red global de Soros esparce por el mundo: las autoras equiparan el trabajo doméstico al tráfico de órganos, inventando cifras disparatadas e incomprobables (especialidad de la casa de la izquierda) y llamando a una especie de dictadura mundial de control de los impuestos, alegando de un modo absurdo que la evasión es misógina y afecta a mujeres y niñas.
El poder de esta secta mundial siniestra es el horror totalitario que describió George Orwell en su distopía “1984”.

La red de ONGs de Soros, Open Society Foundations, es la organización criminal más grande de la historia de la humanidad, un verdadero sistema global de vigilancia y adoctrinamiento, un Gran Hermano orwelliano, que monitorea toda actividad en cada rincón del planeta y emite fatwas, directivas y bajadas de línea que son recibidas por los operadores locales de sus campañas de propaganda de la agenda neomarxista cultural.

Ayer pasamos los 100 seguidores de la página, algo que nos pone muy contentos. No contamos con recursos de difusión, no hacemos un producto condescendiente con el mainstream político e ideológico, no tenemos apoyo mediático porque estamos en contra de lo que hoy son los medios transformados en órganos de propaganda de la tiranía global neomarxista, no somos financiados por ningún lobby ni grupo de poder, sólo intentamos ser un canal de representación del ciudadano decente, un espacio de construcción cultural, ideológica y política para incidir en la realidad de nuestro país en favor de los valores, principios y convicciones que hicieron grande a la República Argentina.
Muchas gracias por apoyarnos.

Desde Avanzada Republicana apoyamos y reivindicamos con toda nuestra fuerza al héroe Luis Chocobar, un ejemplo de servidor público que arriesga su propia vida en la defensa del ciudadano honesto. Hasta que no limpiemos la Justicia de cómplices de los criminales, no vamos a vivir en paz.

Lo que se vio hoy en el Congreso fue la gimnasia prerrevolucionaria sediciosa de los grupos de tareas lúmpenes del marxismo setentista en contra del gobierno del neomarxismo global, la nueva izquierda perfumada de liberalismo banana. Si se eliminaran entre ellos se salva el país.

El PRO es oficialmente el partido femimarxista argentino, Larreta y Macri son los administradores de las campañas de propaganda y adoctrinamiento de esta tiranía global con fondos públicos y dinero inyectado por organismos internacionales para lavar cerebros con técnicas de secta.

Mientras la dictadura comunista ponía fortunas en difundir por el mundo a los mediocres alcahuetes del régimen Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, censuraba a los verdaderos artistas de la gran música cubana que años después fueron rescatados por Ray Cooder.

Durante la segregación racial, si un blanco acusaba a un negro, su palabra valía más y se daba por hecho la culpabilidad sin el debido proceso y la presentación de evidencias. El mismo mundo de seres superiores e inferiores es el que pretenden imponer las feminazis misándricas.

Ahora le tocó el turno al grupo Cielo Razzo, siempre el mismo procedimiento de histeria colectiva inducida estilo “Brujas de Salem”: unas enajenadas y/o resentidas, publican denuncias disparatadas, y un ejército de zombies esquizofrénicas paranoides lo toman por cierto y lo amplifican.

Premio Nobel de Economía a dos chantas del cambio climático, como para no dejar tan abandonada la mentira ecocomunista dentro de la agenda progrezurda global que hoy dedica toda su capacidad destructiva a fogonear la demencia femimarxista.

En el año 2018 la pesadilla orwelliana se hizo realidad y el Estado en Argentina criminaliza la mirada y el pensamiento de un hombre. Tenemos el derecho constitucional de levantarnos contra esta tiranía, juzgar y condenar a los esbirros políticos al servicio del despotismo.

Occidente así no puede seguir, vivimos bajo una dictadura global que infecta día a día de totalitarismo una nueva mente, una nueva institución, un nuevo partido político o un nuevo Estado. Necesitamos depurar este cuerpo social enfermo, va a ser doloroso.

La dictadura global femimarxista ya expresa abiertamente sus objetivos: no van a parar hasta someternos a todos a sus dictados. Es la actualización de los fines que perseguían el III Reich y la URSS: hacer de cada hombre del planeta un nazi o un comunista.

“La ONU se mete de lleno en el país”, sumado a “Desembarco”. 
El Pravda del femimarxismo argentino nos dice abiertamente que un poder global nos está invadiendo, y es cierto, tenemos el derecho a defender nuestra soberanía, incluso con medios violentos.

“Queremos que se haga una revisión de los programas de cada materia para que se ajusten a los tiempos que corren y que incluya bibliografía feminista”. Éste era el objetivo de las femilacras del Buenos Aires, y para eso calumniaron impunemente con complicidad mediática a gente que ahora pide ser trasladada porque no se puede defender. Vivimos bajo una dictadura global, hay que reaccionar.

En el siglo XXI el hombre heterosexual es culpable de todo lo que se le impute, y quizás se le permite demostrar su inocencia, no sin antes perseguirlo y destruirlo Vivimos bajo una dictadura global femimarxista lesbogay, tenemos el derecho de combatirla.

Sólo en un mundo gobernado por la idiotez, la ignorancia y la demencia del neomarxismo, puede ser “polémico” decir que un concurso de belleza FEMENINO es para mujeres. Qué hartos que estamos de estas usinas de adoctrinamiento y propaganda travestidas de medios de comunicación.

El aquelarre de femimarxistas globales denominado #W20Argentina, es el brazo feminazi del #W20Argentina #W20Summit, la concentración de poder más grande de la historia, el centro de mando de las finanzas internacionales que sostienen las campañas globales de persecución al hombre.

El procedimiento de las fagocitadoras feminazis, el brazo armado del neomarxismo global, es comerse primero a sus propios zánganos como experimento, una vez que logran instalar la caza de brujas como procedimiento inquisitorial del Estado, van por todos.

En un mundo totalmente desquiciado por la demencia, la ignorancia y la idiotez, la homosexualidad pasó a ser una categoría casi meritoria, al mismo tiempo los medios de desinformación inventan absurdos contradictorios como los gays heterosexuales, todos los días una locura nueva.

Cuando decimos que el tema aborto se inscribe en la agenda de la hegemonía neomarxista global, un poder inédito en la historia de la humanidad, que abarca todo el planeta, tiene recursos financieros y políticos ilimitados, no exageramos, el #NoFueLey de Argentina fue un milagro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s